sábado, 10 de julio de 2010

El retorno de Conan el bárbaro



Los frikis de todo el mundo conocido, hemos podido congratularnos de la buena nueva que os traslado desde Slashfilm. El regreso de Conan el cimerio a la gran pantalla es inminente, y sus enemigos tiemblan ante su fuerza, para regocijo de sus amigos, nosotros. Su rodaje ya ha comenzado en Marzo del presente año, ocupando el abrupto paisaje búlgaro como emplazamiento para ambientar la trama, decisión acertada, a mi juicio.

Aunque se barajaron varios nombres para encarnar al bárbaro, entre ellos Kellan Lutz y Jared Padalecki, la decisión cae a favor de Jason Momoa, que logra apoderarse de un arriesgado papel cargado de responsabilidad. La infatigable y exigente legión de fans que soporta el carismático personaje creado por Robert E. Howard no perdonará errores. ¿Dará la talla?, ¿logrará que nos olvidemos de la anterior interpretación de Arnold Schwarzenegger?. Tarea difícil, pero no imposible. Mis impresiones acerca del joven actor hawaiano tras su paso por la notable serie Stargate Atlantis, en la que tuvo que dar vida a Ronon Dex son positivas, y anticipan que estará a la altura, literalmente. Sus 1.93 metros de altura encuadran perfectamente en un Conan que destacaba por su portentoso físico.


Llegará el turno para dedicarle su tiempo a los magníficos viajes por la Era Hiboriana viajando a través de los libros y cómics que ha protagonizado nuestro antihéroe por excelencia, pero hoy tiene la vez reservada el mundo del cine. El film estará dirigido por Marcus Nispel, director relativamente desconocido, con La matanza de Texas como producción más conocida a sus espaldas. El elenco de actores seleccionados para acompañar al héroe nos deja un buen sabor de boca. Presumiblemente podremos contar con Stephen Lang (Avatar) y Ron Perlman. Este último como padre Conan, y que reemplaza a Mickey Rourke, que optó originalmente al mismo papel, pero finalmente no ha podido ser, lástima.

Expectativas en pie de guerra tras ver las dos primeras imágemes que acompañan esta noticia, esperaremos pacientemente el advenimiento del soberano a nuestros cines, ¡larga vida al rey de Aquilonia!.