miércoles, 26 de mayo de 2010

Runaway 3: un digno sucesor

Recientemente, he distrutado en mi haber videojueguil del fabuloso A twist of fate, la tercera, y presumiblemente la última de las entregas de esta fantástica saga de aventuras gráficas que representa el nombre Runaway.

La frase "digno sucesor" figura en el título de este post, y no es injustificado. La aventura conforma una historia consistente e intrigante, una belleza gráfica encomiable, y lo que es mejor, un diseño de personajes digno de guión de hollywood, realmente carísmáticos e interesantes. Sobresale entre todos, bajo mi humilde opinión, Marcelo, un entrañable mimo, que será tu compañero de habitación en el hospital psiquiátrico en el que te "hospedas". El manicomio será el emplazamiento de los primeros compases del viaje a lo inesperado, manejando a Brian, el protagonista original de la saga, y que en esta ocasión estará acompañado por Gina, atractiva mujer con la que "tropezabas" en la primera parte.

El anteriormente mencionado elenco de actores se resolverá en unos diálogos realmente divertidos, originales, e hilarantes, colmados de referencias cinematográficas y a videojuegos de hoy y siempre. Huelga decir, que el humor será la tónica predominante a lo largo de la experiencia de juego.

Los puzzles destacan por su correcto planteamiento, por lo cual, la lógica será la mejor de nuestras armas  para resolver los diversos rompecabezas que se nos presenten. Al menos yo, en mi experiencia personal con la obra no hallé un atisbo de resolución irracional o descabellada a ninguno de los susodichos puzzles.

El guión, simplemente correcto. La trama se desenvuelve con soltura y resulta tremendamente amena, aunque carece de profundidad y complejidad alguna en su planteamiento. Dotada, eso si, de la mencionada ventaja de manejar a dos personajes diferentes a lo largo de la historia. El constante cruze de caminos de nuestros dos protagonistas añade un toque muy interesante a la experiencia jugable. Un capricho del destino provocará que se ayuden mutuamente de forma totalmente inconsciente, otorgando un punto de interés extra a como se desarrollan los acontecimientos. En conclusión, el guión consuma aquello para lo que ha sido designado: entretener.

No todo es un mundo multicolor para esta película interactiva, nada ni nadie se libra de la imperfección, y no es excepción el título de Péndulo Studios. Cabe reseñar como su error más grave, su cortísima duración, en torno a las siete u ocho horas, y en añadidura, esta tercera parte no supera ni de lejos al ya inolvidable Runaway I. Un escollo a omitir para la mayoría de jugones, pero algo que mi persona, como puritano de la aventura que soy, no puedo ni debo dejar pasar.

Concluyo este minianálisis, recomendandoos encarecidamente el placer de recorrer cada episodio de esta creación patria. Debo advertiros, eso si, de que este Runaway 3 es la continuación directa del segundo título de la trilogía(The dream of the Turtle), y aunque este último poseía total independencia argumental del primero y original, no es ese el caso del tercero, A twist of fate, que es una secuela directa de su antecesor temporal.