miércoles, 23 de mayo de 2007

Nintendo Wii, chipeada con éxito

No os imaginais mi alegría tras ver el resultado de mi arriesgada hazaña: Chipear mi bien aventurada Wii. ¿Porqué arriesgada?, os preguntareis. Pues bien, ¿como llamaríais vosotros a la "operación" de un torpón irremediable, que en su vida ha soldado nada, y se lanza a soldar los minúsculos puntos de estaño del lector de su amada consola?!!!. La respuesta es sencilla: Chiping, deporte de riesgo donde los halla.

Si bien, esta primera vez todo ha salido bien, os recomiendo a los aventureros que se nieguen a soltar la "guita" para que le chipeen su máquina, que os informéis muy bien antes de abalanzaros cual tigre sobre vuestra Wii. Aunque de momento no puedo realizar un tutorial ( debido a la falta de una cámara digital decente en el momento de mi primer chipeo), si os puedo advertir que aprendáis a estañar antes de poneros manos a la obra. Informaros del tipo de soldador que necesitáis. Yo en mi caso utilicé un jbc 14S con una punta de 0.3 mm, el cual os recomiendo encarecidamente. Y os digo esto antes que nada, porque he observado, que las webs estandartes del chipeo, son parcas en detalles, y este en concreto, nos es muy relevante.

¿Y que chip he montado?, pues el Wiifree, para fardar con un modchip de código abierto XD. Simplemente, he adquirido el pic 12f629 por 3€ en una tienda especializada, para luego "wiifrearlo" con mi querido programador te-20. Si queréis mas detalles del chipeo, así como recomendados tutoriales, muy bien realizados, aunque no completos del todo, os recomiendo visitar www.todowii.com, web pionera en esto del modchip para Wii.

Debo dar las gracias a Luzem, mi compañero de fatigas, que con paciencia y sapiencia, ha sabido mantener la calma cuando parecia que todo estaba perdido, resucitando la wii de entre los muertos gracias al milagroso dvd de configuración del wiifree (esto tampoco lo especifican demasiado), el cual permite modificar un parámetro crítico: la velocidad del lector. Quizás parezca una soberana tonteria, pero os resultará tremendamente útil en el catastrófico momento en que creais que el chip no funciona, y vuelta a empezar.

Buena suerte, y que el ánimo no decaiga en cuanto visioneis los "microscópicos puntitos" de soldadora contra los que tendreis que lidiar. No apto para cardíacos con poco pulso.